• También se la conoce como la seta de San Jorge y seta de primavera.
  • Es el hongo más característico de la primavera. Se pueden encontrar los primeros ejemplares a finales de marzo y resulta raro hallar perretxicos más allá de junio.
  • Su carne es de textura compacta y firme, aunque fácilmente masticable. De aroma penetrante y sabor agradable, con una intensidad por encima de la media. A Fito le trae recuerdos a sandia.
  • Es cara. Nos la han llegado a ofrecer a más de 100 euros el kilo.
  • Su recogida precisa de adiestramiento. En ocasiones, hay que guiarse por el tacto debido a que se encuentra recubierta por la hierba. Si no eres muy ducho, olvídate.
  • La limpieza de esta seta es sencilla, al no ser viscosa no suele traer sorpresas. Solo hay que retirar con un paño los restos de hierbas y tierra que vengan adheridos.
  • El pie del perretxico es parte de su manjar.
  • En cuanto a su consumo tenemos discrepancias: a Fito le encanta cruda, a César así le resulta indigesta.
  • A la hora de cocinarlo, creemos que lo que mejor le sienta es un breve paso por una sartén bien caliente con un poquitín de aceite de oliva.
  • En lakasa, las preparamos salteadas con colmenillas y trigueros, en coca con una crema de leche de oveja.

Videoreceta del Mes

Lakasa en twitter