El asunto comenzó con una llamada de Salva, nuestro proveedor: “Acabo de adquirir una partida de varios meros pescados en la zona de las Azores que son alucinantes. Pesan unos 30 kilos cada uno. Llegan en día y medio a Madrid y el precio de cada pieza rondará los 16 euros el kilo. ¿Os guardo uno?

Ni un momeLomo del meronto nos demoramos en responder afirmativamente a semejante reto. Más tiempo nos costó tomar conciencia del dineral que nos estábamos gastando en un solo pescado. Si la pasión te mueve, lo mejor, si se puede, es dejarse llevar. Y así fue. A los dos días teníamos en la cocina un bicho que casi no entraba en la mesa. ¡Qué lujo!

A este tipo de actuación es a lo que nos referimos cuando tratamos de definir nuestra cocina como de mercado: aprovechar la oportunidad que te ofrece el mercado a diario para abastecernos del mejor producto, en su mejor momento. Cuando sabemos que lo hemos conseguido, sentimos que nos baila la adrenalina.

La cabeza del meroPero vayamos a conocer al mero. Éste, como dijimos, se pesca en el Atlántico por el método de anzuelo. Su tamaño varía acorde con sus diferentes especies, posee desde escasos centímetros hasta los 3 metros de longitud, y el precio, según la temporada, puede alcanzar los 30 euros por kilo. Aquí, en la web de pescaderías Coruñesas hay muy buena información.

Como en todos los pescados, su hábitat y su alimentación marcan las características de su sabor. En el caso del mero, esas aguas frías del Atlántico en las que vive y el fitoplancton del que se alimenta producen unas características magras que le convierten, por su jugosidad, en uno de los pescados más apreciados en la gastronomía.

Como dato dietético, esas grasas están dotadas de ácidos grasos omega-3. Unos ácidos que el cuerpo humano no genera y debe obtener a través de la alimentación. Diferentes estudios revelan cómo estos ácidos ejercen numerosas influencias beneficiosas sobre la salud de nuestro metabolismo.

Acerca de su elaboración en lakasa nunca tuvimos duda. En su día, ya lo dijo uno de nuestros cocineros de cabeceEl ajo negro japonésra, Abraham García, al afirmar con esa flema resabiada suya que otra manera de cocinar el mero que no sea a la plancha y brevemente asado es, simplemente, una herejía. Como guarnición, lo acompañamos con un pisto kaserito tradicional y salseamos con una crema de ajo negro tan especial que merecerá un espacio por sí solo en este blog próximamente.

Del mero y otras interesantes cuestiones relacionadas con él, trata el video de hoy.

 

Que paséis un feliz día...

Antes de volver con nuestra tarea diaria, es imposible no hacer una mención a lo que vivimos ayer en lakasa. Por supuesto que hay palabras para expresar lo que sentimos, pero hoy no es el día. Preferimos dejar que las emociones se aplomen. Habrá tiempo para hablar sobre ello.

¡Chapeau a todo el mundo! Lo conseguimos. Fue nuestra fiesta, la tuya.

Hoy os dejamos el trailer del documental sobre lakasa que estamos elaborando. Un proyecto llevado a cabo por David de Luis, un gran amigo nuestro que nos ha ofrecido, con todo el cariño del mundo, meternos en otro charco. Y, claro, con insinuaciones  así, no ha habido duda: ¡nos hemos tirado de cabeza!

Esperamos que os guste...

Feliz fin de semana...

Sensaciones...

Asombro: Sorpresa, pasmo, admiración grande. Lo que causa gran admiración o extrañeza.

El video no tiene desperdicio. Que a estas alturas de profesión mantengamos la capacidad de asombro al limpiar un mero es para quitarse el sombrero.

Por otro lado, bien es cierto que el mero, por sí solo, se merece ponerle un piso...¿Existen meros con D. O. de Guijuelo?

Estamos elaborando un post completo sobre el mero y cómo lo cocinamos. Mientras os dejamos como adelanto esta joyita de 20 segundos.

 

Que paséis un feliz día...

Def. novedad:
Lo que sorprende por su carácter diferente y generalmente estimulante o inspirador.

En días como hoy, en el que el periódico nos muestra otra vez una realidad enferma, extraña y dolorosa, nos apetece vivir otras historias, mostrarlas y compartirlas con vosotros...

Buscamos crear un plato nuevo, la trilogía de caza mayor, y primero necesitamos conocer el producto que trabajamos...

Continuaremos ofreciendo nuestra experiencia.

Que tengáis un feliz día...

Videoreceta del Mes

Lakasa en twitter