Pues en eso estamos. Nos han dado el primer varapalo en forma de crítica negativa dentro del apartado de los comentarios de una red social. Y ¡Caramba! Nos ha escocido.

En lakasa llevábamos más de cuatro meses recibiendo tan buenos halagos a través de internet que, seguramente, estábamos muy mal acostumbrados. Al llegar el texto a nuestra pantalla, y tras alguna exclamación colérica inicial, colocamos el ego en su sitio y nos pusimos a analizar el comentario con detenimiento, y empezamos a pensar en la utilidad de una opinión así, en qué podíamos aprender de él y en cómo nos podía ayudar en nuestra inquebrantable intención de mejorar cada día.

El texto, que reproducimos en su total integridad al final del artículo, nos ha enseñado mucho, razón por la cual hemos decido traerlo a nuestro blog. No hay, por nuestra parte, ninguna intención de réplica y por ese motivo no entramos a discernir las valoraciones que son tan respetables. Además ¡qué leches! los errores existen.

Interiorizamos la lección y nos ponemos a corregir las fallos. Y, una vez más, valoramos de forma muy positiva la posibilidad que las redes sociales nos dan de conocer la opinión de la gente que pasa por lakasa. Saber qué dice la clientela es tener información y la información, en estos días, para un negocio como el nuestro es algo muy, pero que muy valioso.

Aquí va el texto...

Restaurante Lakasa de César Martín : A pesar de tener mimbres todavía no está el cesto

"Había pasado alguna vez por la puerta,decidimos reservar ayer para cenar.Echando un ojo a su página web me parecía que contaba con los suficientes atractivos como para ir a conocerlo.

Llamé por la mañana para reservar y solo quedaba una mesa alta con taburetes,pero me dijeron que antes de las 2 confirmarían reservas y en caso de haber alguna baja podríamos acceder a una mesa normal.Cuando se produjo esa llamada unas horas más tarde nos confirman la mesa inicial a la que accedí sin problemas.

A eso de las 10 nos presentamos y acomodamos en la mesa ya comentada donde nos entregan las cartas de la comida y la bebida.

Toda la carta tiene la posibilidad de pedir medias raciones con lo que se puede saborear una mayor cantidad de platos.

Para beber pedimos un André Clouet Reserve que tienen en carta a 38€.

Cuando ya nos habíamos decidido a pedir la comida y habiendo pasado 10 minutos desde que solicitamos la bebida nos comentan que no les queda André Clouet,con lo que pedimos un Gramona III lustros a 25€.A los 5 minutos de esto nos traen los primeros platos que consistían en vieras con pez mantequilla y vinagreta de tomate y yo pido el menú de atún que están promocionando estos días y que consiste en: ensalada con ventresca asada,carpaccio de toro con olivada,tartar de atún con guacamole y wasabi pizza co atún y pimiento ,tataki con salmorejo y fresa con espuma de nata por 35€ luego opinaré sobre dicho menú.

Bien pues como iba contando con los primeros en la mesa no nos habían ofrecido el pan y el cava tuvimos que reclamarlo tres veces más hasta que ya nos dimos cuenta que lo que estaban haciendo era intentar enfriarlo cuanto antes, porque lo tenían caliente.

Una vez pasado estos momentos de "desajuste" y de pedirnos disculpas mi acompañante se había pedido tartar de atún.Bien pues estuvo esperando otros 30 minutos hasta que lo trajeron con lo que el ritmo de la cena se partió totalmente.

La decoración es moderna,con las mesas bastante juntas,cristalería,vajilla y cubertería moderna.Lugar lleno hasta los topes y creo que en pleno período de rodaje (lleva abierto 4 meses) con personal voluntarioso aunque al menos ayer desbordado.Tuvimos ocasión de saludar a César y comentarle nuestras impresiones.

La carta creo que está conseguida a unos buenos precios,con una buena ejecución y materias primas.El menú del atún está bien aunque sería mejor subirlo 10€ por ejemplo y que el carpaccio de toro fuera eso toro y no tres trocitos de lomo,y poner una mayor cantidad de tataki.

Para finalizar tomamos un buñuelo cremoso de chocolate con sorbete de frambuesa y dos copas de Pedro Ximenez, a las que fuimos invitados.

Creo que es un lugar con posibilidades,que cuando ajuste esos pequeños pero molestos fallos de coordinación,puede ser un referente en la gastronomía madrileña.

Tiene una gran cantidad de vinos por copas con unos precios ajustados y una carta muy aceptable en espumosos y champanes.

Volveremos a darle otra oportunidad

El precio total fue de 105€ los dos."

 

Hoy presentamos un nueva entrega de nuestra serie Un café con… En ella, os recordamos, traemos a personajes que por alguna razón son cercanos al mundo que vive lakasa para compartir con ellos una breve conversación.

En esta ocasión, tenemos la fortuna de tener como contertulio a Salvador Pérez, el encargado de la empresa El Maragato, que es nuestro proveedor de pescado.

Salva practica el oficio de vivir de una manera intensa, alegre, apasionada, cariñosa… Le tenemos alta estima personal y le admiramos como profesional. Salva mola un montón. En este mundo de tanto facebook, twitter y demás, lo suyo es el trato personal, la cercania, la confianza. Y se agradece. Fue uno de los primeros nombres que aparecieron al pensar en esta serie. Y aquí está.

El diálogo no tiene desperdicio. Y ese es el motivo por el que, para el video de hoy, nos hayamos extendido en su duración un poco más de lo habitual. Era casi un delito cortar algún fragmento y dejarlo fuera de la grabación. Os aseguramos que merece la pena escuchar todo lo que dice..

Comencemos por buscar una definición: lardo es una palabra italiana que significa tocino y Colonnata es un pueblo situado en Carrara, en la bella Toscana, afamado por sus yacimientos de mármol, tan prestigiosos en todo el mundo.

Por lo tanto, el lardo di Colonatta es una pieza de tocino sometido a un proceso de curación con una mezcla de sal, especias y ajo, guardado en unos cofres de mármol, por un espacio de tiempo de entre seis y diez meses. Aquí dejamos un enlace a un video de unos parientes de Heidi que lo explican muy bien…en italiano.

En lakasa nos gusta este tocino por los matices tan aromáticos que nos aporta. Fuera de esto, consideramos que no hay nada que un buen tocino ibérico no tenga. Eso sí, hay que reconocer la "destreza" italiana por ser capaz de vender el kilo de tocino por encima de los 20 euros.

El plato que elaboramos con el lardo es una vieira y pez mantequilla cocinadas a la brasa que acompañamos con un puré de chirivías y una vinagreta de tomate. Es una delicia. Más adelante nos lo van a explicar mucho mejor.

Para saborear mejor este artículo, os dejamos el siguiente video donde os contamos una de esas historias que tanto nos gustan. Si es cierta la afirmación que el comer entra por los ojos, ya avisamos que el siguiente video, a más de uno, le puede hacer subir sus niveles de colesterol…

Qué paséis un feliz día.

Hemos preguntado a la gente para qué vendrían ellos a lakasa. El resultado es un interesante estudio de mercado que nos sirve para sacar algunas conclusiones.

Es muy gracioso, aquí os lo dejamos...

¿Y vosotros, para qué vendríais a lakasa?

Que paséis un buen fin de semana...

Videoreceta del Mes

Lakasa en twitter