Fiambre "kasero" de callos

Partimos de un guiso de callos elaborado a la manera tradicional y llegamos a este fiambre rico y original.

Alérgenos: Pipas

Adecuado para dietas: Celiacos

Precio: 9.8 € / Media ración: 5.5 €

VIDEOS

El colágeno es una proteína que producen ciertos organismos de los animales, como es el caso de los callos, los morros y las patas de la ternera.

Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, se convierte en la sustancia que todos conocemos como la gelatina.

Gracias a esta reacción logramos que los callos adquieran la textura gelatinosa que una vez cortada en finas láminas nos recuerda a la de un fiambre.

View the embedded image gallery online at:
http://lakasa.es/es-fiambre-kasero-de-callos-26#sigProId50cf0f2e19

Nº de comensales: 1

Tiempo requerido:


Ingredientes para hacer Fiambre "kasero" de callos

  • Callos de ternera
  • Manos de ternera
  • Morros de ternera
  • Codillo de jamón
  • Chorizo
  • Laurel y tomillo
  • Guindilla
  • Pimienta en grano
  • Ajo
  • Cebolla
  • Tomate
  • Pimentón dulce y picante
  • Clavos
  • Pipas de calabaza

Fiambre "kasero" de callos paso a paso

  1. Una vez lavados y cortados en trozos, blanquear los callos, los morros y las manos y a continuación enjuagarlos bien de nuevo; En una gastronorm honda depositamos los callos, las manos y las morros, además de el codillo, las hierbas, la guindilla, la cebolla claveteada y la pimienta, y cocemos en el horno durante toda la noche a baja temperatura.
  2. A la mañana siguiente, comprobamos que el punto de los callos está melosito y tierno; colamos el caldo y lo reservamos. Mientas, en una olla sofreímos cebolla, ajo y jamón muy picaditos; añadimos tomate y la mezcla de pimentón; continuamos con el rehogado.
  3. Incorporamos al guiso los callos y mojamos con el caldo reservado de la cocción nocturna.
  4. Cocer el conjunto hasta obtener una carne tierna y una textura de salsa robusta.
  5. Depositar el guiso en bandejas anchas y dejar enfriar. La acción del colágeno en frío propiciará que quede compacto; aquí nace la posibilidad de cortar finas lonchas en la máquina cortafiambre.
  6. Disponer las láminas de fiambre de callos en un plato y aderezar levemente con AOVE, un toque de pimienta y acompañar por encima con unas pipas de calabaza.