El recetario de lakasa se configura con todos los platos de nuestra carta que en algún momento estuvieron en vigencia. Ninguna de estas elaboraciones forma parte de lakarta en la actualidad.

Calçots a la brasa

Con salsa romesco.

VIDEOS

¿Cómo aprendimos a cocer los calçóts? En nuestras ganas por anunciar la llegada de los calçots a Lakasa, publicamos un vídeo en las redes sociales en donde mostrábamos la manera en que los asamos en las brasas del horno Josper. No pasaron ni dos horas en recibir la llamada de Pau Santamaría, el hortelano que nos suministra los calçots desde el Montseny catalán, para abroncarnos por el error de limpiar previamente los calçots antes de asarlos en el Josper.

Nos aseguró que asar los calçots enteros, tal como llegan de la huerta, con su raiz y con las tierras adheridas a la piel superficial, le da unos matices extraordinarios. Por esa razón, esta variante de cebolleta siempre se limpia y se pela tras ser cocinada.

Ya podemos decir bien alto que en Lakasa cumplimos con los estándares y con la tradición en el asado de los calçots. Además, como muestra infinita de su generosidad, Pau nos obsequió con la receta de la salsa romesco que elaboraba su padre.

De esta manera, cada martes y cada viernes, hasta final de temporada allá por finales de febrero, recibiremos unas 100 piezas de calçots por entrega... para los 100 primeros audaces que vengan a por ellos, tanto en el restaurante como en la barra.

Nº de comensales:

Tiempo requerido:


Ingredientes para hacer Calçots a la brasa

  • 1 kg Tomates
  • 2 Cabezas de ajo
  • 70 gram Pan tostado
  • 75 gram Almendra tostada
  • 100 gram AOVE
  • 14 gram Vinagre PX
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 Pimientos choriceros

Calçots a la brasa paso a paso

  1. Para elaborar la salsa romesco, asamos en las brasas del Josper los tomates y las cabezas de ajos, hasta que los tomates pierdan toda su consistencia; los chafamos para que suelten su jugo; y los dejamos por un espacio corto de tiempo más en el horno para lograr que esos jugos reduzcan y caramelicen.
  2. Sumergimos los pimientos choriceros en un aguas templada, unas dos horas, para que ablanden su piel; con la ayuda de una puntilla, raspamos la parte interior de la piel para obtener la carne del choricero.
  3. En la Thermomix, triturar los tomates asados, los ajos pelados, la pulpa del pimiento choricero; el pan tostado y las almendras hasta obtener una crema untuosa.
  4. Terminar de aliñar con el AOVE, el vinagre PX, la sal y la pimienta.