El recetario de lakasa se configura con todos los platos de nuestra carta que en algún momento estuvieron en vigencia. Ninguna de estas elaboraciones forma parte de lakarta en la actualidad.

Verdinas asturianas

estofadas con callos de atún

Alérgenos: Pescado

Los fríos llaman a la puerta. Y qué mejor abrigo que los guisos de cuchara, esos que te llevan a lugares dañados del alma y los reconfortan. 

En octubre, comenzamos con unas verdinas, una variedad de alubia sembrada en mayo por pequeños productores que nos la abastecen desde Asturias. Cuando la planta todavía posee un color verdoso, recolectan el matorral entero y lo cuelgan bocaabajo en naves en ausencia de luz, para que no pierdan esa tonalidad tan característica.

Su sabor y su delicadísima textura en boca son las dos cualidades que, según nos confiesan sus productores, hace imparable el incremento en la demanda de la verdina cada año. Las primeras de la temporada, las estofamos junto a unos callos de atún.

En nuestra colaboración semanal con la Cadena SER, un día hablamos de esta verdina.

Nº de comensales:

Tiempo requerido:


Ingredientes para hacer Verdinas asturianas

  • Verdinas
  • Pieles de atún
  • Cebolla
  • Setas
  • Tomate
  • Pimiento
  • Ajo
  • Laurel
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Fumet de pescado
  • Zanahoria
  • Puerro
  • Aceite de oliva virgen extra

Verdinas asturianas paso a paso

  1. Tras permanecer en remojo toda la nohe, cocemos la verdina a partir de un fumet de pescado, a fuego lento con una cebolla, una zanahoria, un puerro, un chorrito de aceite y laurel.
  2. Por otro lado, sometemos las pieles de atún a un blanqueado previo, para escamarlas y cocerlas con un sofrito de cebolla, ajo, tomate y pimentón por un tiempo de unos 20 minutos.
  3. Una vez tierna la verdina, trituramos las verduras de la cocción para lograr un puré que devolvemos al guiso y obtener un caldo de textura ligada y con cuerpo.
  4. Añadimos los callos de atún y damos un hervor el conjunto.
  5. En aras de esa exquisitez, disfrutaremos del guiso tras su reposo al día siguiente.