Gonzalo Jiménez
La sala como destino
gonzalo

El carácter de Gonzalo posee su propia residencia, ubicada en la Isla de la Sala. Un lugar al que solo se accede a través de la ruta del Esfuerzo. Una vez allí, desde la montaña más alta, de nombre La Pasión, se divisa la zona de grandes lagos: uno, el más grande, se le llama Ambición; otro, Compromiso; y la de más allá, la laguna de La Ilusión.

Gonzalo, como buen aventurero, no duda en embarcarse en cualquier desafío si la victoria conlleva el aprendizaje. Si le sumas su juventud, se dibuja en el horizonte un escenario futuro emocionante y prometedor.

En la Isla hay un viejo proverbio que avisa que no hay logro si no hay cariño. Por ello sabemos que es cuestión de tiempo que Gonzalo encuentre todos los tesoros que el lugar le guarda.

Gonzalo, solo una pregunta: ¿Cómo son los sueños en aquella Isla?