MARÍA MORENO
Residencia en la calle de la alegría
Maria jesus moreno

El inventor de palabras decubrió el calificativo "encanto" al experimentar la capacidad de Maria de arreglar un mal día a la gente al obsequiarle con su alegría. Aquellos que acudan a la barra de Lakasa durante las mañanas serán firmes candidatos a comprobarlo.

El sastre que cosió el uniforme de trabajo de María empleó para su confección, en vez de algodón y lino, originales materiales como el compromiso, la educación y el compañerismo. Por esta razón, no siempre todos los uniformes sientan igual.

El sabio, al asignar las experiencias de los hombres en sus vidas, a Maria la puso a regentar su propio negocio. Aprender los deberes y avatares de esta profesión al mando esas responsabilidades te otorga una sabiduria indisimulable.

El inventor, el satre y el sabio...los tres ¿se pueden equivocar?

Nosotros creemos que tampoco.