Al mando de la cocina

Mi mejor momento sería el desayuno, con el pincho de tortilla o con un mollete calentito de butifarra blanca y tomate rallado.