Rodolfo Puerta

Camarero... y atrevido
rodolfo Lakasa

Un tercio de zumo de buena voluntad 

Un tercio de generosidad 

Un tercio de ganas de aprender

Un golpe de atrevimiento

Una rodaja de compañerismo

Con este cóctel se presentó Rodolfo en Lakasa. De primeras, la mezcla no podía transmitir mejores sensaciones. Luego descubrimos que el tema de sumar cantidades no era lo suyo. Sin embargo, lo del golpe de atrevimiento lo hizo muy bien, y no tardó en ganarse a una parroquia que, sin duda, valora el coraje en el desempeño de esta profesión.

Sin disfrutar de la vida no es posible sentir la hosteleria. No hay día que Rodolfo no regale una sonrisa, sabe que la vida te devuelve lo que le das. Con Rodolfo cerca, la vida es más divertida, es mejor.