Comencemos por los datos técnicos: la cerceta es un pato salvaje, descendiente del ánade real, pero de un tamaño sensiblemente más pequeño. Es un ave migratoria que, en el caso de las que llegan a lakasa, vive en las lagunas del Reino Unido. Como toda carne de caza, el otoño es el mejor momento para su consumo, cuando la cerceta ha engordado para pasar el invierno que se avecina. Su capacidad de volar cientos de kilómetros en un solo día le otorga a las pechugas fibras musculares abundantes, ricas en mioglobina, que proporcionan una carne de aspecto oscuro y un sabor característico.

Pero si queremos describir su sabor, nadie mejor que nuestro muy querido y nombrado maestro, Iñaki Camba, que con su clásica soltura detalló el gusto del pato como una propuesta, casi poética, de un viaje de apertura en el espacio de la mente y el paladar del comensal con una visita sensual a las lagunas de las que este ave proviene. ¡Qué grande es Iñaki!

A nosotros, en lakasa, se nos presentó la ocasión de sentar a la cerceta a una sobremesa. De eso versa el video de hoy. La sobremesa, ese lugar al que solo se llega tras una buena comida, donde sentimientos, pasiones y grandes historias se ponen al servicio para engrandecernos como seres humanos. Cuando eso pasa, suceden cosas así…

 

Que tengáis un feliz día...

Videoreceta del Mes

Lakasa en twitter