En la primera imagen, zamburiña gallega. En la segunda, volandeira gallega:

 

volandeira lakasa

 Volandeiras gallegas

- Las zamburiñas se diferencian de las volandeiras en:

- Ser más escasas, lo que encarece su precio.

- Su concha, más alargada y con estrías más finas, posee una única oreja. Las volandeiras, con estrías mejor definidas, tiene a cada lado de la base de su concha dos orejas.

- El cuerpo de la zamburiña es más redondeado, de tonos oscuros y marronaceos, tirando a grises. Los colores de la volandeira son más vivos y claros.

- La lengua de la zamburiña aparece blanquecina, nunca de color rojo, como sucede en la volandeira.

En cuanto al sabor, comerse una zamburiña es como abrir la boca al mar. Sus jugos abarrotan el paladar con toques salinos, finos y redondos, donde al final aparecen unos dejes dulces. Sin embargo, hay épocas del año, como la actual, en que la volandeira, a nivel de sabor, se sitúa a la misma altura que su prima-hermana. 

En Lakasa, pasamos ambos bivalbos brevemente por la plancha, antes de aliñarlos con un aceite ligero de chalotas.

Videoreceta del Mes

Lakasa en twitter