El noticiero de lakasa en julio: aquí hay más que palabras

Otro mes más y fiel a su cita, llega nuestro querido noticiero de lakasa. El canal de comunicación que nos brinda la oportunidad de difundir y compartir conocimiento y emociones. ¡Sí! Bellas palabras que además, y sin lugar a duda, expresan para nosotros una creencia tan cierta como que esta oportunidad se hace posible gracias a las Nuevas Tecnologías, porque nos igualan en medios. Y esto nos gusta y nos parece bueno. En este tema, hay caviar para todos. ¿Quién desea servirse...?

Boletus en lakasa

En junio, en lakasa, caviar no, pero atún rojo, platos ricos y buenas experiencias tuvimos a raudales. Para la memoria quedarán, por ejemplo, las cinco elaboraciones diferentes de atún rojo del menú que hemos ofrecido a 35 euros. Tal ha sido su éxito que vamos a prolongar la duración de semejante ganga unos días más. Como también pasarán a formar parte de los buenos recuerdos la entrevista que nos hicieron en el programa de radio 5.0, en RNE, y donde nos presentaron como ejemplo de restaurante 2.0; y el concurso que realizamos en facebook para dar  a conocer la cifra de 11.700 croquetas de calçots vendidas en lakasa durante su temporada ¡Vaya tela!; el café que nos tomamos con Salva, nuestro pescadero; el día que conocimos un poco más del lardo di colonnata; las catas de lakasa; el estudio de mercado de lakasa...En fin…

Pero, sin duda, el acierto del mes ha sido la reforma emprendida en el local para su insonorización, llevada a cabo tras escuchar vuestras opiniones, y que ha producido una mejora en la acústica del restaurante más que notable.

 

 

Los chupinazos de julio

Vaya regalo que el campo nos ha dado. Que a estas alturas de partido tengamos en nuestra despensa semejantes piezas de boletus frescos llegados de Galicia es para levantar la copa. Y así lo hacemos, para brindar, hasta que la fiesta dure, por el plato de boletus: a la plancha, acompañados de una parmentier ligera de patata, una yema de huevo campero y con una generosa cantidad de trufa de verano rallada por encima.

Pochas en lakasaEl tiempo de verano es tiempo para las pochas frescas, recién llegadas de Navarra, y que coceremos con berberechos, de los gordos, procedentes de la Ría gallega.

La despedida del atún dará paso a la entrada de pescados azules como el bonito, la sardina y la caballa.

 

Y en cuestión de tomate, cambiamos  los raf, al haber finalizado su temporada, por otra variedad excelente que nos traen Tomate en lakasade Tudela.

Los nuevos postres, que presentaremos la próxima semana, pondrán la guinda para este mes.

 

San Fermín en lakasaPara finalizar, el gran chupinazo de los próximos días. Sí, amigos, la fe tuvo su premio. Y San Fermín ha querido que este año las imágenes de la explosión de júbilo pamplonica sean, además  de por el inicio de sus fiestas, por la obtención por parte de lakasa de la licencia para la tan deseada terraza.

Pues sí ¡Viva San Fermín! Y ¡Viva la terraza!

Pronto pasaremos información de ello.

Qué paséis un feliz mes de julio.

 

 

Qué valor tiene para un restaurante lograr un gesto, conseguir una emoción, sacar una sonrisa...

...para nosotros es, símplemente, impagable. Se puede llegar, incluso, a pensar que lo justifica todo.

Qué paséis un feliz día.

 

“Oye, Carmen, ¿has visto las setas frescas que tenían ayer los chicos de lakasa? ¡Eran enormes! ¡Qué aspecto tenían! Cómo es posible que tengan setas ahora en verano…”

Pues sí, amigos, el verano es, también, tiempo de setas frescas. Una circunstancia que sorprende a mucha gente, como pudimos comprobar al escuchar al vuelo en los mentideros del barrio esta conversación que acabamos de transcribir.

El asombro es lógico. El verano es un periodo micológicamente muerto debido a la ausencia de humedad en los montes. Sin embargo, la aparición de precipitaciones en forma de tormenta, para quién lo sabe, es una oportunidad de llenar las cestas de hongos, por muy a finales de junio que nos encontremos.

Y en eso, “El Vicen”, nuestro proveedor de setas, es listo y espabilado como él solo. Esta semana, ha aparecido con unos ejemplares espectaculares de Chantarellas y Boletus Pinícola. ¡Bravo!

La magnitud de la propuesta ha requerido de una respuesta inmediata por nuestra parte: Boletus a la plancha acompañados de un parmentier de patata y yema de huevo campero y coronado el conjunto con virutas de trufa fresca de verano (que dará para otro artículo) rallada al momento delante del comensal.

¿Y esto qué es?

Pues esto, Doña Carmen, es para nosotros, ni más ni menos, que gastronomía: querer disfrutar de los placeres de la mesa, pretender hacer la vida más feliz, y, en ocasiones, es una buena oportunidad para huir, por un momento, de un mundo que nos parece cada vez más caótico.

El video...

...Que paséis un buen fin de semana.

Pues en eso estamos. Nos han dado el primer varapalo en forma de crítica negativa dentro del apartado de los comentarios de una red social. Y ¡Caramba! Nos ha escocido.

En lakasa llevábamos más de cuatro meses recibiendo tan buenos halagos a través de internet que, seguramente, estábamos muy mal acostumbrados. Al llegar el texto a nuestra pantalla, y tras alguna exclamación colérica inicial, colocamos el ego en su sitio y nos pusimos a analizar el comentario con detenimiento, y empezamos a pensar en la utilidad de una opinión así, en qué podíamos aprender de él y en cómo nos podía ayudar en nuestra inquebrantable intención de mejorar cada día.

El texto, que reproducimos en su total integridad al final del artículo, nos ha enseñado mucho, razón por la cual hemos decido traerlo a nuestro blog. No hay, por nuestra parte, ninguna intención de réplica y por ese motivo no entramos a discernir las valoraciones que son tan respetables. Además ¡qué leches! los errores existen.

Interiorizamos la lección y nos ponemos a corregir las fallos. Y, una vez más, valoramos de forma muy positiva la posibilidad que las redes sociales nos dan de conocer la opinión de la gente que pasa por lakasa. Saber qué dice la clientela es tener información y la información, en estos días, para un negocio como el nuestro es algo muy, pero que muy valioso.

Aquí va el texto...

Restaurante Lakasa de César Martín : A pesar de tener mimbres todavía no está el cesto

"Había pasado alguna vez por la puerta,decidimos reservar ayer para cenar.Echando un ojo a su página web me parecía que contaba con los suficientes atractivos como para ir a conocerlo.

Llamé por la mañana para reservar y solo quedaba una mesa alta con taburetes,pero me dijeron que antes de las 2 confirmarían reservas y en caso de haber alguna baja podríamos acceder a una mesa normal.Cuando se produjo esa llamada unas horas más tarde nos confirman la mesa inicial a la que accedí sin problemas.

A eso de las 10 nos presentamos y acomodamos en la mesa ya comentada donde nos entregan las cartas de la comida y la bebida.

Toda la carta tiene la posibilidad de pedir medias raciones con lo que se puede saborear una mayor cantidad de platos.

Para beber pedimos un André Clouet Reserve que tienen en carta a 38€.

Cuando ya nos habíamos decidido a pedir la comida y habiendo pasado 10 minutos desde que solicitamos la bebida nos comentan que no les queda André Clouet,con lo que pedimos un Gramona III lustros a 25€.A los 5 minutos de esto nos traen los primeros platos que consistían en vieras con pez mantequilla y vinagreta de tomate y yo pido el menú de atún que están promocionando estos días y que consiste en: ensalada con ventresca asada,carpaccio de toro con olivada,tartar de atún con guacamole y wasabi pizza co atún y pimiento ,tataki con salmorejo y fresa con espuma de nata por 35€ luego opinaré sobre dicho menú.

Bien pues como iba contando con los primeros en la mesa no nos habían ofrecido el pan y el cava tuvimos que reclamarlo tres veces más hasta que ya nos dimos cuenta que lo que estaban haciendo era intentar enfriarlo cuanto antes, porque lo tenían caliente.

Una vez pasado estos momentos de "desajuste" y de pedirnos disculpas mi acompañante se había pedido tartar de atún.Bien pues estuvo esperando otros 30 minutos hasta que lo trajeron con lo que el ritmo de la cena se partió totalmente.

La decoración es moderna,con las mesas bastante juntas,cristalería,vajilla y cubertería moderna.Lugar lleno hasta los topes y creo que en pleno período de rodaje (lleva abierto 4 meses) con personal voluntarioso aunque al menos ayer desbordado.Tuvimos ocasión de saludar a César y comentarle nuestras impresiones.

La carta creo que está conseguida a unos buenos precios,con una buena ejecución y materias primas.El menú del atún está bien aunque sería mejor subirlo 10€ por ejemplo y que el carpaccio de toro fuera eso toro y no tres trocitos de lomo,y poner una mayor cantidad de tataki.

Para finalizar tomamos un buñuelo cremoso de chocolate con sorbete de frambuesa y dos copas de Pedro Ximenez, a las que fuimos invitados.

Creo que es un lugar con posibilidades,que cuando ajuste esos pequeños pero molestos fallos de coordinación,puede ser un referente en la gastronomía madrileña.

Tiene una gran cantidad de vinos por copas con unos precios ajustados y una carta muy aceptable en espumosos y champanes.

Volveremos a darle otra oportunidad

El precio total fue de 105€ los dos."

 

Usamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras. Uso de cookies.