No se han encontrado resultados.

El recetario de Lakasa son platos que tuvieron su vigencia, pero que ya no forman parte de LaKarta en la actualidad.

Estas recetas y su numerosa información suponen una buena herramienta de consulta. Aquí quedan, para ser compartidas.

Berberechos de las rías gallegas

abiertos en las brasas

Berberechos de las rías gallegas
Alérgenos : Moluscos
 
La cocina necesita aliados, uno de los más fuertes son los proveedores. En ese fundamental rastreo permanente en busca del producto que en Lakasa llevamos a cabo, descubrimos el berberecho de la ría de Noia, en A Coruña, el mejor que hayamos probado y, sí, el que hemos logrado traer a Lakasa.

 

Hablamos con la Cofradía de Noia, allí comienza la vida de estos bivalvos. Los propios pescadores nos cuentan cómo preparan la larva que, a modo de semilla, posteriormente depositarán en la ría. En esas aguas, el berberecho tardará un año en formarse, filtrando los abundantes nutrientes del entorno, creados por las aportaciones de agua dulce y salada que constituyen la naturaleza de la ría. Esa cualidad del agua es una de las claves del portentoso sabor final de este molusco.

 

Como curiosidad, nos aclaran como el color de la concha de un berberecho viene determinado por la ubicación en el lugar donde se cría: los más blanquecinos crecen cerca de la superficie, en tierras arenosas, mientras que los oscuros han ocupado una posición inferior junto a zonas fangosas.

 

El gran peligro para el berberecho es la aparición de las mareas rojas. En ocasiones, determinados cambios climáticos causan la floración de algas nocivas que producen una sustancia tóxica. Si el molusco se alimenta de este microalga se contamina y obliga a detener la campaña de recogida.

 

A la hora de su comercialización, el berberecho se clasifica en categorías atendiendo a su tamaño. En Lakasa utilizamos los de segunda categoría al poseer, bajo nuestra opinión, la mejor relación entre la calidad y el precio. Este bivalvo, previo a su consumo, pasa por un proceso de depuración durante 24 horas en donde filtra agua limpia que le libra de arenas y demás restos que trajera.

 

Disfrutaremos del berberecho hasta el mes de enero o febrero aproximadamente. Esta temporada para su preparación los abrimos directamente en la brasa. Al probarlos, la mezcla entre los matices salinos y ahumados, junto a la textura propia del berberecho es, de verdad,...¡flipante!

 

Nº de comensales:

Tiempo requerido:


Usamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras. Uso de cookies.